hola@emotion-lab.es | (+34) 656 994 684

Estrategias para promover la inclusión en el aula

El sistema educativo no hace más que avanzar a pasos agigantados, por lo que cada vez más dirigentes de centros muestran su preocupación por contar espacios aptos para todos los alumnos, como es el caso de un aula inclusiva. ¿Te suena este término o es la primera vez que lo escuchas?

aula inclusiva

En cualquier caso, con emotionLAB aprenderás cómo hacer un aula inclusiva, cuáles son sus características y el tipo de actividades que se pueden realizar en ellas para fomentar el aprendizaje colectivo, sin que ningún estudiante quede excluido por sus condiciones.

¿Qué es un aula inclusiva?

Un aula inclusiva es un área educativa diseñada y adaptada para que todos los estudiantes, independientemente de sus habilidades o discapacidades, puedan participar y aprender en un ambiente seguro y respetuoso. Lo que caracteriza a estos espacios es que se enfocan en las necesidades individuales de cada estudiante y se adaptan para satisfacer sus necesidades y estilos de aprendizaje.

En un aula inclusiva, los estudiantes con discapacidades no son segregados, sino que se les brinda la oportunidad de aprender y trabajar junto con sus compañeros. Además, este modelo educativo fomenta la colaboración y la interacción entre los estudiantes, lo que crea un ambiente de aprendizaje más enriquecedor y positivo.

Para ello, el diseño de estas clases debe considerar varios aspectos que veremos en profundidad a continuación. Además, los profesores juegan un papel importante en la creación de ese ambiente de aprendizaje seguro y respetuoso.

actividades inclusion en el aula

Características de un aula inclusiva

Tras haber definido el concepto de manera general, es momento de entrar en detalles. Toda aula inclusiva debe contar con las siguientes facilidades:

Accesibilidad y flexibilidad en la disposición del aula

La accesibilidad es una característica fundamental de un aula inclusiva, ya que permite que todos los estudiantes puedan participar plenamente en el aprendizaje, sin importar sus limitaciones físicas, sensoriales o cognitivas.

Es importante asegurarse de que el espacio físico sea accesible, incluyendo rampas para sillas de ruedas, puertas amplias y señalización clara. Además, la colocación adecuada de los muebles y equipos es fundamental para permitir la movilidad de los estudiantes y el fácil acceso a los materiales.

Al hablar de accesibilidad también nos referimos a la inclusión de estudiantes con necesidades especiales en el proceso educativo. Por lo tanto, es importante adaptar los materiales y recursos para satisfacer las necesidades de los estudiantes con discapacidades visuales, auditivas o cognitivas.

Por ejemplo, un aula inclusiva puede incorporar altavoces para amplificar el sonido, subtítulos para las personas con discapacidad auditiva y materiales en braille para las personas con discapacidad visual.

Tecnología accesible

La tecnología es una herramienta esencial para la educación hoy en día. Por ello, un aula inclusiva debe estar equipada con dispositivos como lectores de pantalla y teclados adaptativos para ayudar a los estudiantes con discapacidades visuales o motoras a participar plenamente en el aula.

Iluminación adecuada

La iluminación adecuada es esencial para contribuir a un ambiente de aprendizaje productivo. En este sentido, es importante contar con la luz suficiente, pero que también sea ajustable para permitir que los estudiantes con discapacidades visuales puedan adaptarse a las condiciones de iluminación óptimas en cada momento.

Trabajar la inclusión desde el diseño

El diseño de aulas es esencial de cara a la creación de productos y entornos que puedan ser utilizados por todas las personas. Por lo tanto, una clase de estas características debe estar diseñada de acuerdo con los principios del diseño universal, con la pedagogía como base para poder ofrecer una solución eficaz a todas las necesidades posibles.

aula inclusiva

Actividades para trabajar la inclusión en el aula

Como puedes ver, la preparación de los espacios es importante, pero también lo es elaborar un plan de actividades para trabajar la inclusión en el aula en el que se incluyan los siguientes requisitos:

Asignación de grupos de trabajo

Los grupos de trabajo deben ser mixtos y variados en habilidades, para que los estudiantes puedan aprender unos de otros y trabajar juntos para lograr objetivos comunes.

Discusión en grupo

Las discusiones en grupo son una excelente manera de fomentar el diálogo y la comprensión mutua en un aula inclusiva. La escucha activa y el respeto por las opiniones de los demás es esencial.

Enseñanza personalizada

Por su parte, los maestros deben estar dispuestos a adaptar su enseñanza para satisfacer las necesidades de todos los estudiantes. Esto puede incluir la provisión de material adicional para aquellos que necesiten más ayuda o la asignación de tareas más desafiantes para los estudiantes que necesitan un mayor nivel.

Enseñanza basada en proyectos

El aprendizaje basado en proyectos es una herramienta perfecta para fomentar la colaboración y el trabajo en equipo, lo que puede ayudar a fomentar un ambiente inclusivo y de participación colectiva en el que todos los estudiantes puedan avanzar al mismo ritmo y en la misma dirección en su aventura educativa.

Comparte